Nunca te fíes de los espacios publicitarios, leé la letra chica. Los costos publicados no suelen incluir costos de IVA y transferencias a cuentas propias. Si tenés que transferir al exterior verificá los tiempos de acreditación.